Transversal y persistente desigualdad económica

Según Naciones Unidas, la tasa de pobreza mundial se ha reducido a la mitad desde el año 2000; sin embargo, en las regiones en desarrollo, una de cada diez personas sigue viviendo con menos de $1,90 al día.

En España el 21,5 % de la población se encuentra en estado de pobreza. Es decir, que sus ingresos no llegan al mínimo necesario para mantener un modo de vida digno, y el 5,4 % sufre un estado de pobreza severa (no tiene acceso a recursos esenciales).

Cada vez hay más personas con ingresos bajos, la clase media se estrecha más y la riqueza del país se concentra en menos manos. El aumento de la pobreza laboral implica que tener un puesto de trabajo ya no garantiza salir de esta.

La pobreza y la desigualdad económica constituyen un problema transversal, no limitado a países, ya que a escasos metros pueden convivir grandes desigualdades. En los distritos de Patraix y Jesús, la renta media se encuentra entre 3500 € y 4700 € por debajo de la media de la ciudad de Valencia (23 532 €) y asciende a entre un 37,4 % y un 39,6 % de la renta del barrio más rico de la ciudad.

Los más afectados por la desigualdad no son responsables de haber nacido en un entorno desfavorable. Por ello, las personas más favorecidas por su entorno tienen la obligación moral de ayudar a reducir la desigualdad. Deberían existir más políticas de redistribución de la riqueza mediante los impuestos o las cuotas obligatorias, para crear ayudas en los países en desarrollo, asi como el acceso a una educación y sanidad pública de calidad.

Las ayudas directas son imprescindibles en situaciones de emergencia, pero la solución a largo plazo pasa por fomentar el desarrollo de las sociedades y las personas. El ingreso mínimo vital es un buen ejemplo de ayuda colectiva pero no nos podemos conformar con este tipo de solución. Aunque es importante, no permite por sí sola crear empleos que garanticen unas condiciones de vida dignas.

Comparte la noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.