València, experta en pandemias

Carlos Lorente y Ana Bosch

La pandemia de Covid-19 no es la primera pandemia que sufre la ciudad de València. Anteriormente, nuestra ciudad ya fue víctima de diversas pandemias que provocaron el contagio y la muerte de un gran número de personas. Ahora bien, destacamos la importancia de las siguientes cuatro pandemias que vamos a explicar a continuación: la plaga de Justiniano, la peste bubónica, el cólera y la gripe española. Epidemias que tuvieron diversos brotes a lo largo de los años.

La plaga de Justiniano

La primera peste que se conoció en València fue la peste de Justiniano en el año 541. Debe ese nombre al conocido emperador romano de oriente que, aunque cogió la enfermedad, se recuperó y reinó veinte años más. Los síntomas de aquella plaga eran: fiebres, hinchazón en las axilas, muslos y detrás de las orejas. Algunos científicos la equipararon con la peste negra.

En Constantinopla, la capital romana de oriente, la enfermedad se mantuvo cuatro meses con mucha virulencia y llegó hasta diez mil víctimas o más. Como consecuencia, no había gente por los lugares públicos. Todos se quedaban en sus casas y no había ninguna actividad de trabajo. La epidemia se extendió por todos los territorios y se llevó muchas vidas. De hecho, daba igual la estación del año en la que se estuviera. Además, hubo varios rebrotes durante los doscientos años siguientes.

Fosa común de mitad del siglo VI encontrada en l’Almoina

En 1986-1987 hubo excavaciones en l’Almoina de València y aparecieron restos humanos amontonados correspondientes a la mitad del siglo VI. Los estudiaron y se interpretó que correspondían a una fosa común donde fueron enterradas víctimas de la peste justiniana.

La gran mortaldat”

Aunque también se desarrolló en otras ciudades de Europa, la peste bubónica o glànola, llegó a València en el año 1348. Murió tanta gente que dio lugar a que los huertos tuvieran que utilizarse como cementerios y a una psicosis colectiva. Esta pandemia no acabó aquí puesto que volvió a València en épocas diferentes, siendo muy importante a mediados del siglo XVI.

Detalle de “El triunfo de la Muerte”, una de las obras más famosas del pintor flamenco Pieter Brueghel el Viejo. 1562-63,

A consecuencia de ello, cabe destacar que a finales del siglo XV se creó una vestimenta especial para los médicos que consistía en un abrigo de cuero, guantes, sombrero y una máscara de pico de ave, en la que se introducían hierbas aromáticas y que, salvando las distancias, sería equivalente a los Equipos de Protección Individual (EPIs) que usan actualmente nuestros médicos a la hora de trabajar.

Las seis oleadas del cólera

En el siglo XIX aparece otra epidemia, el cólera, también procedente de Asia, si bien a València llegó desde Barcelona. Apareció en nuestra ciudad sobre el año 1854, aunque hubo varios brotes y duró casi treinta años, con un balance mortal de 5.000 defunciones.

El doctor Ferran promovió la vacunación masiva de la población valenciana para parar el cólera.

En 1885, el médico catalán Jaume Ferran descubrió la fórmula anticolérica, la vacuna contra esta enfermedad, y realizó una vacunación masiva a la población valenciana (concretamente a 50.000 personas). Este descubrimiento fue muy significativo porque resultó ser la primera aplicación generalizada de una vacuna en todo el mundo

La primera vacunación masiva de la historia tuvo lugar en nuestra tierra.

La gripe española

En último lugar, nos encontramos con la gripe española, que apareció a principios del siglo XX en Estados Unidos y que consiguió traspasar las fronteras durante la Primera Guerra Mundial. Esta enfermedad era conocida como spanish flu fuera de nuestro país.

Jaume Ferran i Dr Peset
El doctor Peset siendo vacunado por Jaume Ferran para probar la inocuidad de la vacuna contra la gripe.

Afectó a millones de personas en todo el mundo y, aunque muchos consiguieron recuperarse, fue la más mortífera de todas la pandemias. En octubre de 1918, en solo un mes, mató alrededor de 700 habitantes de València, casi todos ellos jóvenes. La vacuna contra el pneumoco, que causaba las complicaciones pulmonares de la gripe, fue desarollada por Joan Baptista Peset Aleixandre, el médico valenciano que hoy da nombre al hospital de nuestro barrio.

El Dr. Peset desarrolló con éxito la vacuna contra la gripe.

En conclusión, a lo largo de la historia, las pandemias han supuesto un gran problema para la ciudad de València y para todo el mundo en general. Además de las explicadas, no podemos olvidar otras enfermedades altamente contagiosas que han golpeado a nuestra ciudad a través del tiempo: la viruela, la polio, la malaria o paludismo, el SIDA… Esto explica que la muerte siempre haya sido reflejada en las expresiones artísticas, como la pintura, la escritura o el teatro. El impacto de la COVID-19 en todos los niveles todavía se debe valorar en su totalidad, pero no es difícil imaginar que dejará una huella imborrable en las personas que, directa o indirectamente, lo hemos sufrido.

Comparte la noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.